¿Moción de Censura?

La probada incompetencia del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Colmenarejo y el coste que está teniendo su ineptitud justifican el que algunos vecinos pidan a ALTERNATIVA (AxC) que haga una moción de censura para evitar que continúen disponiendo del presupuesto y de la toma de decisiones arbitrarias y erróneas. Es la reacción natural ante una situación de desgobierno de nuestro pueblo que tiene como responsables a los concejales de lo que queda del Pacto de Gobierno de junio de 2019: dos concejales del PSOE, dos de VeciColme y una de Unidas Podemos, más un concejal tránsfuga expulsado de Ciudadanos y que ha mantenido irregularmente delegaciones y retribuciones.

Algunos vecinos, sin duda de buena fe, nos reclaman que actuemos para cambiar a este Equipo de Gobierno promoviendo una moción de censura.

Para responder a esa justificada exigencia debemos compartir el análisis que desde ALTERNATIVA hemos hecho, partiendo de que nuestra salida del Pacto de Gobierno se debió al incumplimiento del Pacto suscrito, a su falta de organización, a la alcaldía de Miriam Polo compartida con Fernando López Sevillano, a las continuas faltas de respeto de la alcaldesa hacia muchos de los funcionarios y trabajadores del Ayuntamiento y a la ineptitud para el ejercicio del cargo de la alcaldesa, Miriam Polo. Se une a ello la falta de la más elemental ética en la política. 

Tras marcar una Hoja de Ruta por nuestra parte e incumplirse la misma, optamos por bajarnos del autobús que conducían cuesta abajo, al alimón, Fernando López Sevillano y la alcaldesa y que, irremisiblemente, nos conducía a estrellarnos, como así se está demostrando. ALTERNATIVA no ha querido contribuir a este desgobierno y renunció a sus competencias y retribuciones el 22 de mayo de 2020. Como muestra, la pérdida de casi dos millones de euros de la subvención del Programa de Inversión Regional (PIR) por dejadez en su gestión.


Moción de censura, ¿Cómo, con Quién, para Qué?

¿Cómo?

 Las Mociones de Censura están reguladas por el artículo 197 de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General.

  1. El Alcalde puede ser destituido mediante moción de censura, cuya presentación, tramitación y votación se regirá por las siguientes normas:
  2. a) La moción de censura deberá ser propuesta, al menos, por la mayoría absoluta del número legal de miembros de la Corporación y habrá de incluir un candidato a la Alcaldía, pudiendo serlo cualquier Concejal cuya aceptación expresa conste en el escrito de proposición de la moción.

En el caso de que alguno de los proponentes de la moción de censura formara o haya formado parte del grupo político municipal al que pertenece el Alcalde cuya censura se propone, la mayoría exigida en el párrafo anterior se verá incrementada en el mismo número de concejales que se encuentren en tales circunstancias.

Los requisitos exigidos requieren una mayoría absoluta: siete concejales. 

¿Quiénes, hipotéticamente, podrían componer esa mayoría? Partido Popular (3), AxC (2) y VOX (1) que suman seis y, por tanto, el primer requisito no se cumple. 

Alguien puede estar pensando que esta moción de censura puede estar apoyada por Jesús Castro, del Partido Socialista. Sin embargo, en el momento en que Jesús Castro firmara esta moción de censura en contra de su propio partido, sería expulsado del mismo y serían necesarios 8 votos en lugar de 7, con lo cual la moción no sería posible desde la hipótesis numérica.

¿Con Quién?

Si en la argumentación anterior hemos visto la imposibilidad numérica de poder armar una moción de censura, podemos dar un paso más y elucubrar sobre quiénes podrían formar ese Equipo de Gobierno y, en ese sentido, es lógico pensar que estaría formado por los concejales de los partidos que actualmente no forman parte del Equipo de Gobierno. Es decir, el PP, que con su mayoría, ostentaría la alcaldía y gobernaría con los concejales de AxC y VOX. 

Una composición harto complicada puesto que los valores que defienden el Partido Popular y VOX chocan con los que defendemos en ALTERNATIVA, independientemente de que las personas que integran esos partidos nos merezcan todo el respeto.

En los ocho años de gobierno del Partido Popular no se ha resuelto ni uno solo de los problemas crónicos de este Ayuntamiento y, en buena medida, es también responsable de su situación.

La coherencia, la ética, la transparencia y la honestidad son valores que pesan en quienes ejercemos la política local representando a ALTERNATIVA y no todo vale en política. Cada uno es lo que hace, independientemente de lo que diga, y así el PSOE de Colmenarejo puede darse de progresista de izquierdas pero gobierna con partidos de derecha y no se diferencia en nada de ellos. Unidas Podemos hace lo contrario de lo que dice en su programa y sostiene a un Equipo de Gobierno caótico, sin rumbo y sin programa. Ahora no se escandaliza cuando más del sesenta por ciento de las propuestas o mociones del Pleno se rechazan por el voto de calidad de la alcaldesa, ni cuando la alcaldesa y el Sr. López Sevillano exigen una subida de su sueldo de un cuarenta por ciento, ni cuando tenemos el más bajo índice de transparencia que se pueda dar en un ayuntamiento, ni cuando son incapaces de elaborar unos presupuestos anuales, ni cuando se despilfarra el dinero, ni cuando se pierden subvenciones millonarias en infraestructuras para el pueblo.

El Partido Popular podría haber gobernado legítimamente, puesto que en su bloque sumaban ocho concejales y en número de votos también tenían la mayoría, pero el Partido Socialista, haciendo alarde de una bajeza política sin precedentes, se dejó comprar por Fernando López Sevillano, y no tuvo inconveniente en ofrecerle ilegalmente competencias y retribuciones a un tránsfuga como Juan José Díez. El resultado, próximo a cumplirse dos años, no puede ser más desastroso. 

¿Para Qué?

Una moción de censura requiere, aparte de la mayoría cualificada, un candidato/a, un Programa de Gobierno y un Equipo de Gobierno.

La candidata no puede ser otra que la que por número de votos y de concejales le corresponde: Nieves Roses. Forzar cualquier otro candidato/a es crear un problema antes de presentar la moción y saltarse las reglas democráticas.

Para pactar un Programa de Gobierno hay que partir de la confianza recíproca entre los miembros de las fuerzas políticas que firman la moción de censura.

¿Alguien puede pensar que existe confianza entre los partidos y el concejal tránsfuga, necesario para consensuar un Programa de Gobierno entre partidos tan dispares?

En el tiempo transcurrido de este mandato municipal, cada uno de los partidos políticos de ámbito nacional (PP y VOX) han venido presentando en el Pleno del Ayuntamiento mociones en la línea de las directrices que les marcan sus respectivas Ejecutivas nacionales y que chocan, en la mayoría de los casos, con los objetivos políticos de ALTERNATIVA.

Firmar un pacto de gobierno sabiendo de antemano que no se va a cumplir no es una salida al problema que tenemos en Colmenarejo.

Sin la posibilidad de consensuar un Programa de Gobierno y con un Equipo tan dispar no estaríamos contribuyendo a solucionar el problema de gobierno municipal, sino a generar otro.

Lo más probable es que este Equipo de Gobierno se rompa porque alguna sentencia judicial lo fuerce a ello.

Mientras tanto, ALTERNATIVA seguirá ejerciendo la labor que nos compete como oposición, de forma responsable y coherente con nuestros planteamientos como partido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: