ALTERNATIVA propone un Plan de Desarrollo Local para aprovechar los Fondos de Recuperación Europeos

Colmenarejo necesita urgentemente identificar sus recursos naturales para ponerlos en valor y desarrollar un Plan de Desarrollo Local a medio y largo plazo.

Rebaño de ovejas y cabras en el paraje de La Ermita

Uno de los principales problemas que tiene nuestro municipio es la falta de un Plan Estratégico de medio y largo plazo que defina el modelo de municipio hacia el que queremos ir y que recoja los potenciales recursos de que disponemos y los medios para ponerlos en valor y que repercutan en el desarrollo social y económico de nuestro municipio. 

Se dan en estos momentos, lamentablemente por causa de la pandemia, unas circunstancias que justificarían acometer el trabajo que en la moción se propone, si queremos beneficiarnos como pueblo de las oportunidades  que se nos ofrecen.

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, junto a otras medidas fiscales, de flexibilidad, del techo de gasto y de utilización de los Remanentes de Tesorería, nos permite, en este y en los próximos años de ejercicios presupuestarios, disponer de unos recursos que, enfocados correctamente hacia objetivos de desarrollo sostenible, permitan poner en marcha un proyecto de desarrollo local que tenga continuidad en el tiempo y para el que se necesita el consenso de los representantes políticos y sociales.

Ese consenso requerido solo será posible si los partidos políticos abandonamos las prácticas cortoplacistas basadas en la rentabilidad electoral inmediata y dedicamos nuestro esfuerzo a definir y consensuar las líneas de desarrollo de nuestro municipio.

Instalaciones del Colmenario abandonadas desde hace siete años

Los ejemplos de inversiones de los últimos años no han podido ser más desacertados y han respondido en gran medida a caprichos personales de algunas/os  de los representantes políticos municipales. Pongamos el ejemplo del Colmenario, con un coste de alrededor de medio millón de euros, o la ampliación de la Casa de la Cultura, con un coste de más de un millón de euros, suficiente para haber hecho un nuevo edificio, o los “Huertos Ecológicos”, o el Centro de Adultos “La Seta”, sin que se prevea su mantenimiento, o los contenedores soterrados que desaparecieron en el suelo sin que nadie fuera responsable del desastre y de los 300.000 euros que costaron las obras realizadas.

Nuestro Patrimonio Municipal en Inversiones improductivas o sin uso para nuestro municipio, en este momento, está en torno a los trece millones de euros, y nuestra capacidad de inversión está al 3,5 por ciento de nuestro presupuesto; en términos absolutos, unos 245.000 euros en la serie de los últimos siete presupuestos. La inversión municipal prevista para el año 2021 es de 89.000 € sobre un presupuesto anual de siete millones de euros. Una cantidad ridícula y que pone de manifiesto la ausencia de cualquier intención de desarrollo.

«Huertos Ecológicos», abandonados desde hace ocho años

Estos datos avalan que sea necesario repensar y planificar cuáles han de ser nuestras inversiones de futuro y hacía dónde han de ir dirigidas.

Si bien la aplicación de los Fondos de Recuperación no tiene aún definidas unas líneas nítidas sobre su aplicación a las Entidades Locales, sí que –entre sus diez objetivos generales-  se encuentran algunos que nos afectan:

“Una España que acelera su transformación tecnológica y digital, reforzando la productividad, las competencias y la conectividad de toda la población.

Una España referente en la protección y conservación de la riqueza de sus bienes naturales como activo de sostenibilidad para los territorios y elemento fundamental para hacer frente a los desafíos climáticos. Un país que apuesta por la descarbonización, que invierte en infraestructuras verdes, y que transita desde las energías fósiles hasta un sistema energético limpio, favoreciendo nuevos desarrollos, asequibles y seguros que garanticen la sostenibilidad de nuestro modelo productivo, impulsando la adaptación y resiliencia frente al cambio climático” .

Nuestro ayuntamiento tiene cumplido el compromiso declarativo respecto al medio ambiente con sus adhesiones a:

1.- Adhesión a la red de “Ciudades que Caminan” (27/06/2013).

2.- Adhesión a  la “Declaración de Sevilla: el compromiso de las ciudades por la Economía Circular” (27/04/2017).

3.- Adhesión a la Agenda 20-30 y objetivos de Desarrollo Sostenible (28/07/2020).

Sin contar con el supuesto compromiso con la Agenda 21. Se trata ahora de pasar de las declaraciones a los hechos.

Por otra parte, la gestión que se ha hecho del Plan de Inversiones Regional (PIR) nos ha demostrado que se requiere una planificación previa y un esfuerzo de todos para evitar los perjuicios que se derivan de no tener los deberes hechos a tiempo. La pérdida de alrededor de dos millones de euros nos debe servir de escarmiento de las consecuencias que tiene la falta de planificación.

Para ello llevamos al Pleno una MOCIÓN MEDIANTE LA QUE SE PROPONE LA CREACIÓN DE UN GRUPO DE TRABAJO PARA EL ESTUDIO Y PROPUESTAS DE UN PLAN ESTRATÉGICO DE  DESARROLLO LOCAL.

Queda patente la necesidad de disponer de un documento de trabajo para planificar las actuaciones del Ayuntamiento de Colmenarejo, en orden a conseguir un desarrollo local sostenible en línea con las recomendaciones de la Agenda 20-30 y de la Declaración de Sevilla sobre Economía Circular.

Debemos aprovechar las oportunidades que se ofrecen a través Real Decreto-ley 36/2020, de 30 de diciembre, por el que se aprueban medidas urgentes para la modernización de la Administración Pública y para la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y a aquellas otras que están citadas anteriormente. 

Lo que proponemos al Equipo de Gobierno y a todos los agentes sociales y económicos del municipio es crear un Grupo de Trabajo que tenga como objetivos de trabajo preparatorio:

  1. Participación de los actores locales (partidos políticos, sindicatos, asociaciones, representantes de comercio local y de empresarios), con la más amplia participación.
  2. La identificación de los recursos reales del municipio susceptibles de explotación sostenible.
  3. El diagnóstico del municipio y su entorno.
  4. Ideas y propuestas viables y cuantificación de las mismas.
  5. Identificación de fuentes de financiación.

Tratándose esta fase, como previa a la elaboración de un Plan Estratégico de Desarrollo Local, una vez finalizada la misma se pondría a disposición del Ayuntamiento el resultado de los trabajos con las recomendaciones pertinentes para darle continuidad, por los profesionales competentes, hasta concluir con la presentación al Pleno de un Plan Estratégico de Desarrollo Local.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: