VP13 VEREDA DE LAS LATAS

ANCHURA LEGAL: 20,89 m   Nº INVENTARIO CAM:  13
LONGITUD CLASIFICACIÓN 1966
1.300 m
LONGITUD PROPUESTA DESLINDE 1998
1.323 m
LONGITUD SOBRE CARTOGRAFÍA
1.370 m
DESNIVEL: 34 m
PENDIENTE MEDIA: 2,5%
PENDIENTE MÁXIMA: 5,5%
DE INTERÉS PARA LOS USUARIOS: Desde el Navazo hasta Apascovi, el camino está asfaltado. A partir de la M-505, la vía continúa por Galapagar, pegada al término de Colmenarejo.
 DIFICULTAD:
 

Esta vereda, que enlaza la Cañada Real de Merinas con la Cañada Real Segoviana (en la urbanización Los Arroyos), termina su recorrido en Colmenarejo al llegar a la M-505. En realidad, a partir de este punto, la vereda continúa con su margen izquierdo coincidiendo con el límite que separa Galapagar de Colmenarejo, y por lo tanto, en terrenos de Galapagar.

Presenta varias afecciones graves, a pesar de su corto trazado en Colmenarejo, pero también alguna sorpresa interesante. Las afecciones están principalmente relacionadas con las instalaciones de la Fundación Apascovi, una entidad de carácter social que realiza una extraordinaria labor ocupacional con discapacitados psíquicos.

Como suele ser frecuente en estos casos, las administraciones locales acceden a colaborar con estas instituciones cediéndoles usos y terrenos que, muchas veces, no son suyos. Las vías pecuarias son un recurso fantástico para hacer “caridad con dinero ajeno”. Este caso no es tan llamativo como la cesión de un descansadero de 48 hectáreas a la Universidad Carlos III (gesto “vendido” localmente como un regalo del alcalde de turno). En este caso existe un asfaltado de la vía que podría haberse reemplazado por un tratamiento a base de áridos (como el usado para acceder a la urbanización Las Cuestas desde la Cañada Real de Merinas), con mejor resultado que el actual asfalto, en pésimo estado. También podría haberse evitado el uso como aparcamiento, previendo una zona para el mismo. Respecto a la utilización de terrenos sobrantes para la planta de compostaje, es un uso autorizable por el artículo 35 de la Ley de Vías Pecuarias de la CAM, pero no tenemos constancia de que se hayan respetado los trámites administrativos.

Entre las sorpresas de esta vía está un elemento de interés patrimonial: una cantera de granito, probablemente utilizada para la construcción de la cercana Casa de Las Latas hace casi cien años (ver “Catálogo de bienes de interés patrimonial en el ámbito rural”, propuesto por AxC).

RESUMEN DE AFECCIONES GRAVES  

AFECCIÓN 1: Tramo asfaltado.
COORDENADAS: Entre UTM 413614-4491264 y UTM 413236-4491734

AFECCIÓN 2: Sobrantes ocupados por la planta de compostaje.
COORDENADAS: UTM 413186-4491659

AFECCIÓN 3: Zona utilizada como aparcamiento.
COORDENADAS: UTM 413231-4491752

 

 

Nace esta vereda en la Cañada Real de Merinas, al final de la calle Cañada Real. Un rótulo nos indica que ese camino asfaltado es, en realidad, una vía pecuaria.

Coordenadas UTM 413638-4491248

  A la izquierda queda la alameda (Populus alba) del Navazo, a la que se accede a través de esta vía. En los fines de semana que hace buen tiempo, suele haber un rosario de coches. No lo hemos consignado como “afección grave” porque ya se superpone a otra —el asfaltado— y porque se produce solo esporádicamente.

Coordenadas UTM 413559-4491325

 

Desde su inicio hasta la carretera M-505, esta vereda está acompañada casi en su totalidad por terrenos sobrantes de vías pecuarias.

Coordenadas UTM 413539-4491339

 

Estos terrenos y el descansadero del Navazo han sido objeto de varias plantaciones populares en los últimos 15 años. Actualmente se pueden apreciar los protectores azules de los árboles y arbustos autóctonos plantados en los dos últimos inviernos bajo el patrocinio de una empresa privada ajena al municipio.

Coordenadas UTM 413468-4491391

 

Las instalaciones de Apascovi, a la izquierda de la vereda, ocupan aproximadamente unos 22.000 m2 destinados a viveros, planta de compostaje, talleres ocupaciones, oficinas, vestuarios, etc.

Coordenadas UTM 413233-4491751

 

Tras dejar la zona asfaltada, aún con los viveros de Apascovi a la izquierda, el camino se separa de la cerca de piedra que lo ha venido acompañando por su derecha y se pega al cerramiento de la finca de Las Latas. En todo el trayecto de esta vía pecuaria, se respeta su anchura legal, considerablemente acrecentada en muchos puntos por los ya mencionados sobrantes.

Coordenadas UTM 413211-4491797

 

En uno de estos sobrantes encontramos esta más que interesante cantera antigua de granito. Es muy probable que proporcionase piedra para edificar la cercana casona de Las Latas. Destaca la perfección de los cortes, mucho más limpios y precisos que con el sistema de barrenos que hemos podido ver en otras canteras antiguas del municipio.

Coordenadas UTM 413157-4491940

 

Gracias a los sobrantes que se adosan a esta vereda, en algunos tramos encontramos anchuras de 60 metros e incluso más.

Coordenadas UTM 413183-4492040

  Con la linde entre los términos municipales de Colmenarejo y Galapagar señalada por el vallado de la derecha, el camino prosigue más o menos recto hacia la M-505. En los últimos años han disminuido de manera considerable los vertidos en este camino, antes uno de los favoritos por la facilidad de acceso. Ahora solo se puede acceder en vehículo desde Colmenarejo (y con dificultad), lo cual ha ayudado bastante.

Coordenadas UTM 413163-4492089

 

La línea de 132 KV nos acompaña en este último trecho.

Coordenadas UTM 413168-4492225

 

Un mojón de límite de término municipal, con el escudo de la Comunidad de Madrid casi despintado.

Coordenadas UTM 413170-4492285

 

En su encuentro con la carretera M-505, el camino se bifurca y uno de sus trazados se dirige a la entrada de la finca de Las Latas. Está cerrado mediante grandes bloques de piedra. Este es, en realidad, el verdadero trazado de la vereda.

Coordenadas UTM 413102-4492447, hacia atrás

 

El otro ramal se encuentra cerrado por una barrera y es en el que aparece la señal de vía pecuaria. Sin embargo, toda la cartografía indica que el verdadero camino continúa hacia el noroeste, a través de la finca Dehesa Arroyo Torero, dejando a su izquierda el límite municipal de Colmenarejo.

Coordenadas UTM 413149-4492442, hacia atrás

La flecha señala el mojón de término municipal. Desde ese punto hacia la derecha, habría que medir los 20,89 metros de la vereda. Sin embargo, en una actuación más pensada para no dañar los intereses de la propiedad de la finca que para restituir la legalidad, la Comunidad de Madrid ha desbrozado un sendero pegado al camino “particular”, imposible para bicicletas y complicado para paseantes. La alternativa es continuar por el camino cerrado por la barrera, y a unos 200 metros tomar, a la izquierda, un sendero que se aproxima de nuevo a la vereda hasta que desaparece al toparse con el vallado de la finca Arroyo Torero.

 [vp_footer]

2 comentarios en “VP13 VEREDA DE LAS LATAS”

  1. El trazado real de la Colada de las Latas no parece estar tan claro como planteáis. Según una sentencia (17 del 2014)del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº15 de Madrid, y cito textualmente;
    «Colada de las Latas, al menos en el primer tramo después de cruzar la carretera M-505, comienza en la actualidad en la entrada de la Finca «La Dehesilla» y discurre por ella, no existiría base fáctica para entender que tal Colada se corresponde con el camino existente en la Finca Arroyo Torero, que avanzaría paralelo a aquella…»
    Os ruego que tengáis más cuidado a la hora de pronunciar nombres de propiedades privadas, dicho desde el respeto total a los bienes de uso público como son las vias pecuarias.

    • Como seguramente conoce, la sentencia a la que usted alude se produce como consecuencia del recurso contra la decisión de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid de imponer una sanción de 30.050,62 € a la empresa propietaria de la finca que nos ocupa, así como la obligación de reintegrar la Vereda de Las Latas (erróneamente denominada “colada” en los distintos procedimientos administrativos y judiciales) a su estado previo, eliminando los obstáculos a la libre circulación existentes. El Juzgado de lo Contencioso nº 15 admite parcialmente el recurso y declara no procedente la sanción al no apreciar culpabilidad en la propiedad. Sin embargo mantiene el mandato de “la retirada de los cerramientos y de las acciones que le correspondan a la Comunidad de Madrid y al titular de la finca para volver a delimitar, amojonar y mantener el uso de la referida Colada”. Estamos hablando de la finca Arroyo Torero, no de ninguna otra.
      Lo sustancial del asunto es que el Tribunal no es capaz de señalar el trazado exacto al no existir marcas sobre el terreno del mismo (situación habitual en vías pecuarias secundarias) y, por lo tanto, no puede achacar a la propiedad una infracción concreta; pero sí determina que es en esa finca y no en otra por donde discurre dicha vía pecuaria. Por eso mantiene la obligación de amojonar y restituir el trazado original. El Tribunal concluye que “el hecho de que la colada discurra efectivamente a través de la finca no es incoherente con la conclusión de ausencia de culpabilidad de su propietaria”.
      A raíz de la sentencia que mencionamos, la Comunidad de Madrid ha intentado cumplir el mandato del Tribunal y delimitar y amojonar el trazado de esta vereda por la finca Arroyo Torero. En respuesta a varias interpelaciones en este sentido de diputados en la Asamblea de Madrid, la Dirección General de Agricultura y Ganadería relata las dificultades planteadas por la propiedad de la finca desde enero de 2016. El 12 de enero de ese año, la propiedad impide el paso a los técnicos que querían proceder al amojonamiento, levantándose acta por parte de la Guardia Civil de la obstaculización; en junio de 2016 la Comunidad de Madrid se ve obligada a solicitar al Juzgado autorización de paso a la citada finca para poder restituir la legalidad.
      Conviene añadir que el Ayuntamiento de Galapagar, en plenos celebrados el 24 de junio de 2014 y el 29 de septiembre de 2016, aprueba solicitar a Vías Pecuarias el amojonamiento urgente de la Colada de Las Latas para proceder a su apertura.
      El Inventario de Vías Pecuarias que publicamos es anterior a las actuaciones de 2016, por lo tanto, no recoge las vicisitudes posteriores, en las que no entraremos, aunque conviene recordar que esta vía pecuaria sigue cortada.
      Resumiendo: la Vereda de Las Latas a partir de la M-505 tiene un trazado incierto (en eso le damos la razón), pero en todo caso, un trazado que discurre por la finca Arroyo Torero (y no otra) y que se encuentra cortada por diferentes elementos, sin que hasta la fecha se haya cumplido lo establecido en la sentencia de 15 de enero de 2014, Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 15, de Madrid (a la que usted hace referencia con un párrafo sacado de contexto), ratificada por el Tribunal Superior de Justicia con fecha de 17 de septiembre de 2014).
      Por lo que respecta a su solicitud de “tener más cuidado en pronunciar nombres de propiedades privadas” solo podemos decirle que la denominación “Arroyo Torero” es una toponimia, y como todas las toponimias no está protegida por disposición alguna, por muy privada que sea la propiedad a la que se refiere. Por otra parte, si la propiedad de la finca no quiere que se pronuncie su nombre, debería empezar por borrarlo de los sillares de granito en que se encuentra labrado ostensiblemente en la puerta de acceso a la finca.
      Esperamos haber aclarado sus dudas, y hacemos nuestro su respeto a los bienes de uso y dominio público.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.